Cómo ha cambiado el Internet con el tiempo

Conectarse al internet es diferente hoy a como era en la década de los 90s, cuando el internet se estaba haciendo popular. Sea cual sea tu método preferido o disponible para conectarte a internet, la mayoría quiere las conexiones más rápidas posibles. Una mayor velocidad significa hacer el trabajo en internet más rápidamente. Pero tu área geográfica puede limitar las posibilidades al tipo de internet que puedas tener.

Dial-up

La forma más común de conexión a internet que las personas pueden recordar es el Dial-up (por discado). Es todavía la única conexión disponible para algunas personas, pero es muy lento. Dial-up necesita el uso de un modem que se conecta a una línea telefónica para conectarse a internet. Sin duda has escuchado el sonido del discado llegando al auricular cuando levantas el teléfono mientras alguien está conectándose a internet. El Dial-up es demasiado lento, y ha sido en su mayoría reemplazado por otros tipos de conexión.

Banda Ancha

Desde el dial-up, la banda ancha se ha adueñado del mundo del internet. La banda ancha es considerada un sistema de cables que van desde y hacia la computadora hasta una fuente de poder, conectando al usuario con el resto del mundo. Los cables de fibra óptica utilizados con la banda ancha, no están conectados usualmente a las líneas telefónicas, lo que significa que puedes usar ambos a la vez.

Las personas no siempre han podido usar banda ancha, ya que en algunas zonas geográficas no funciona.
Estas son típicamente las áreas donde las líneas telefónicas tienen problemas para funcionar. El cable de Ethernet es el método más efectivo de banda ancha, ya que es un único cable que se conecta de la computadora a una salida en la pared, conectándose efectivamente al internet.

Wi-Fi

El Wi-Fi, o red inalámbrica de conexión local, es el método más común para conectarse a internet hoy en día. En vez de cables o líneas telefónicas, el Wi-Fi se conecta a radio frecuencias. Los mismos requisitos geográficos de la banda ancha se aplican al Wi-Fi, pero éste último es normalmente más accesible. Mientras existe un router local con una señal de radiofrecuencia fuerte, puedes conectar tu dispositivo a internet. Muchas tiendas, aeropuertos, estadios, y lugares locales compran sus propios routers poderosos y ofrecen Wi-Fi gratuito a sus consumidores y clientes como incentivo.