Estableciendo tu Propia Conexión a Internet.

Pagar cada mes por el internet es comprensible, pero pagar para su instalación no. Las compañías de internet tratan de cobrar a sus clientes por instalar la conexión a internet, cuando el cliente podría fácilmente hacerlo por sí mismo, ahorrando cientos de dólares en el proceso. Cuando seleccionas a una compañía para el servicio, normalmente ofrecen algún router y una conexión banda ancha de algún tipo, y luego ofrecen instalarlo por ti. Si no estás familiarizado con las computadoras, la electrónica o el internet, puedes sentir la presión de dejar que los profesionales lo hagan. Sin embargo, casi cualquiera que pueda seguir simples instrucciones puede instalar una conexión funcional a internet en una casa u oficina.

Pasos Generales de Instalación

Cualquier tipo de internet: con un modem, cables de banda ancha (Ethernet), o a través de un router inalámbrico, necesita conectarse a ciertos cables de la casa u oficina. Pero si eres bueno en seguir instrucciones o diestro con la tecnología, seguro puedes instalar la conexión por tu cuenta. Eso reduce drásticamente tu primera cuenta mensual, y es algo que usualmente puedes resolver sin problemas.

La instalación es generalmente muy simple y la compañía de internet normalmente envía algún tipo de lista con pasos para la instalación con el router. Mientras vas colocando los cables necesarios a las conexiones en las paredes, pruebas el router o la conexión a internet. Tu computadora se conectará automáticamente con la dirección IP de tu proveedor de internet, lo que permite colocar ciertos números enviados por tu proveedor. Esos números registran tu computadora y te mantienen conectado.

Cosas para Revisar antes de Realizar la Instalación

Antes de empezar a realizar cualquier tipo de intento de conectarte a internet, verifica con la compañía de internet que no serás penalizado por hacerlo. La mayoría de las compañías permiten la instalación propia, pero otras dependen fuertemente de los pagos recibidos por los técnicos de instalación. Algunas compañías incluso bloquean tu conexión a internet si tratas de instalarte sin ayuda de un técnico.

También debes revisar con la compañía de internet sobre el router inalámbrico necesario para tu conexión a internet. Algunas compañías ofrecen sus propios routers, y los genéricos no funcionarán. El router está conectado a la salida de internet en la pared, y las luces de diagnóstico deberían encender
inmediatamente, y puedes empezar a registrar tus dispositivos con el proveedor de internet. Te ahorras mucho tiempo y dolores de cabeza al verificar de antemano que tipo de router utilizar con tu compañía de internet.